Hoy es - ¡Este es el día que hizo el Señor!

junio 01, 2010

PRIMEROS MÚSICOS EN LA HISTORIA

CÓMO EMPEZÓ LA MÚSICA EN LA HUMANIDAD?
Como hemos venido recalcando, la música no es la única manera mediante la cual podemos y debemos alabar y adorar a Dios. Aunque también es cierto que ella es uno de los medios que Dios ha puesto en nuestras manos para hacerlo.

Creo que Dios quiere que le exaltemos mediante la música. Y para ello, le ha dado al ser humano la sabiduría, inteligencia, capacidades, destreza y creatividad necesarias.

En el “Libro de los Principios” (el Génesis), encontramos la primera referencia bíblica, respecto a instrumentos musicales y a un músico, que vivió en los albores de la civilización. Se nos dice que:
>>>
"Jubal-Caín fue el padre de todos los que tocan arpa y flauta."
Génesis 4:21

Lastimosamente, el primer músico y creador de un instrumento musical que se menciona en la Biblia, fue un descendiente de la simiente corrompida de Caín; lo cual nos trae a colación la innegable tendencia del hombre de producir música queno glorifica a Dios.

La humanidad se ha valido y se vale de la música como un medio para la expresión de las ideas, emociones y sentimientos, utilizándola así para muchísimos y variados fines; algunos de éstos, humanamente aceptables y otros, nada de buenos.

Hoy por hoy, los usos de la música incluyen, entre otras cosas, la enseñanza y pedagogía, el rendir tributo a la persona amada; el entretenimiento y la diversión; la publicidad, la denuncia social, la manipulación de las masas; el lucro personal, el baile, el erotismo; por mencionar solo algunos.
Pero, lastimosamente, el rendirle alabanza a Dios pareciera ser, para el ser humano, el propósito menos importante y utilizado de la música; cuando, en realidad, ese era y sigue siendo el propósito de Dios para la Música.

Como mencionamos antes, Dios le ha concedido al ser humano el don de la música. Por eso es que, a lo largo de la historia de la humanidad, el hombre ha podido:
  • Descubrir y comprender los principios que rigen la música que él creó.
  • Elaborar, a través de los siglos, una inmensa variedad, cada vez mayor y mejor de instrumentos musicales para producir hermosa música.
  • Componer y ejecutar todo tipo de creaciones musicales.
Así, podemos ver que en todas las culturas, desde el principio de la historia del hombre hasta la actualidad y por más primitivas que puedan parecernos, siempre los hombres han encontrado la forma de producir algún tipo de música e instrumentos musicales, ya que ésta es una capacidad que Dios nos ha dado a los seres humanos.

Por ejemplo, con un tronco ahuecado y cubriéndolo con cuero templado de animal en uno o ambos extremos, se hacen tambores rústicos. Con una caña perforada en los lugares adecuados obtenemos una flauta. Con una totuma o calabazo ahuecado y relleno de piedrecillas y semillas, pues se pueden hacer maracas o sonajeros. También, de ciertas caracolas marinas y de cuernos huecos de animales se consiguen diversos sonidos a manera de bocinas, al soplar dentro de ellos. Además, con la caparazón de tortugas, algunos pueblos confeccionan una especie de tambor que tocan con un palo. Y con la caparazón del armadillo (como caja de resonancia), confeccionan en México la mandolina conchera o mandolina de concha.


Aún hoy día, con el fondo de un tanque de metal grande, moldeado adecuadamente, se confecciona artesanalmente un instrumento, el tambor metálico (conocido como steelpan, pan o steeldrum) de Trinidad y Tobago, el cual puede ofrecer una diversidad de sonidos parecidos al de una marimba. En países del área del Caribe hacen grandes festivales anuales, con orquestas compuestas exclusivamente por este instrumento; las cuales ejecutan sinfonías completas.

Así, podríamos seguir nombrando muchos más ejemplos de instrumentos artesanales de las diferentes culturas alrededor del mundo. Y, ¿por qué ese impulso del ser humano de buscar, de una u otra forma, la manera de crear y producir música? Porque ese es un don de Dios al ser humano, esa esencia musical que él nos dio para que la usemos para su gloria. El Señor nos ha traspasado el don de la creatividad; y es que él mismo es una fuente inagotable de recursos creativos.

Aún nuestra propia voz es, en potencia, un instrumento musical que nos dio Dios; el cual, utilizado correctamente, puede llegar a producir las más bellas expresiones artísticas.


0 Comentarios. ¿Dejas el tuyo? :

Publicar un comentario

¡NOS ENCANTARÍA CONOCER TUS COMENTARIOS!
-----------------------------------------------------------
Si no tienes perfil, usa la opción Nombre/URL, con tu nombre o pseudónimo (La URL es opcional).

Ultimos Tweets: