Hoy es - ¡Este es el día que hizo el Señor!

octubre 12, 2012

Los Kairos: Las oportunidades de Dios (Meditación)

LA LLAVE ADECUADA, EN EL MOMENTO PRECISO. 
A VECES, LA ÚLTIMA LLAVE DEL LLAVERO ES LA QUE ABRE TU CERRADURA:
Puedes tener un llavero con 20 llaves, pero ¡qué difícil es encontrar la que necesitas! ¿Verdad? Principalmente, si estás de apuro o si tienes poca luz para ver.
          Así que pruebas con una llave y esa no es. Luego, tanteas y buscas otra, pero de nuevo te equivocas. Y resulta que, aunque era una llave que se parecía, ¡esa tampoco era!
      Y así te vas impacientando cada vez más, especialmente si tienes urgencia por entrar por esa puerta. Y si te desesperas, más se te dificulta buscar y por consiguiente, más te equivocas. Y entonces, ¿qué haces?
          Bueno, finalmente y después de muchos intentos fallidos, te armas de paciencia y templanza y decides volver a probar más cuidadosamente (inclusive con aquellas llaves que ya habías descartado). Y sucede que justo con la llave que menos esperabas... ¡Zas! ¡Esa era precisamente la que tú necesitabas!
          Cualquier parecido con la vida real es pura coincidencia....
1. DIOS TIENE EN SUS MANOS EL LLAVERO COMPLETO PARA TODAS LAS PUERTAS QUE NECESITAS ABRIR. Pero no pretendas que él te entregue todas las llaves juntas, pues solo te complicarías la vida.
          Permítele al Señor que vaya poniendo en tus manos una llave a la vez, para abrir tan solo tu siguiente puerta....
"Yo iré delante de ti, y enderezaré los lugares torcidos; quebrantaré puertas de bronce, y cerrojos de hierro haré pedazos..."
(Isaías 45:2)

2. CONFÍA EN SU PROVIDENCIA, pues Dios sabe qué es lo mejor para tu vida. Él ya tiene un plan, perfectamente elaborado para ti. Solo te toca entrar y caminar por el camino correcto para que se concrete el plan de Dios en ti:
"Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas."
Efesios 2:10

3. ESPERA DE DIOS EL BIEN, PORQUE ESO ES LO QUE ÉL TIENE PARA TI. Dios es bueno, benigno, clemente y misericordioso y se alegra en hacerte bien:
"Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis."
Jeremías 29:11
          La voluntad de Dios siempre es buena, agradable y perfecta:
"No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta."
Romanos 12:2

4. EL HECHO DE QUE DIOS TE ABRA UNA PUERTA, no siempre significará que no vayas a tener oposición alguna. Al propio apóstol Pablo le sucedió así:
"Porque se me ha abierto puerta grande y eficaz, y muchos son los adversarios."
1 Corintios 16:9

5. CUANDO DIOS TE ABRE UNA PUERTA, NADIE MÁS PUEDE CERRÁRTELA.
"...Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre"
Apocalipsis 3:7
          Cuando Dios ha determinado hacer algo a favor tuyo, hará lo que sea para que se realice. Y si tiene que alinear el universo para tal fin (como lo hizo para Josué y el pueblo de Israel - Josué 10:12-14) Dios lo hará, porque tiene todo el poder necesario y mucho más.
          Pero recuerda que aunque Dios abre la puerta para ti, no te obliga a entrar por ella. Esta será tu propia decisión. Puedes aprovechar la oportunidad o descartarla.

6. HAY UN TIEMPO DE DIOS QUE DEBES APROVECHAR, pues cuando se va, quizás no regrese. Hay oportunidades en la vida que Dios prepara y te las entrega. Pero si las dejas pasar, posiblemente él no te las vuelva a dar. En su misericordia tal vez te dé otras oportunidades distintas; pero esa misma oportunidad específica que perdiste, quizás no vuelva.
          Hay un tiempo "kairos", que es el tiempo de Dios. Es diferente del tiempo "cronos" que es el tiempo natural o cronológico. El tiempo cronos es cuantitativo, mientras que el kairos es cualitativo.
          El kayros es el momento único, adecuado u oportuno, el tiempo señalado por Dios para cumplir su propósito específico y para que su voluntad se cumpla. Pero ese kairos no va a estar para ti allí para siempre.
          Dios es Señor aún sobre el tiempo; por eso, él determina un kairos para ti, que debes aprender a discernir y a aprovechar. A veces Dios te abre las puertas cuando menos lo esperas, pero esas puertas no permanecerán abiertas por siempre.
       Antes del diluvio universal, Dios le dio oportunidad a la gente de arrepentirse, pero ellos no aprovecharon. Pero cuando llegó la hora del juicio sobre el mundo antiguo, Dios mismo cerró la puerta del arca y ya no hubo más oportunidad. Solo se salvaron lo que entraron a tiempo por la puerta de Dios, mientras estuvo abierta.
"Vinieron, pues, con Noé al arca, de dos en dos de toda carne en que había espíritu de vida. Y los que vinieron, macho y hembra de toda carne vinieron, como le había mandado Dios; y Jehová le cerró la puerta. Y fue el diluvio cuarenta días sobre la tierra..."
(Génesis 7:15-17)

Nos encantaría conocer tus comentarios...

2 Comentarios. ¿Dejas el tuyo? :

rclabe dijo...

Hola,
Estuvo muy bueno tu articuló...
Ó sea que hay 2 tiempos. El tiempo kairos va montado sobre el tiempo cromos. Uno es continuo (cronos), y el otro ocurre en un momento especificó...
Saludos...soy fisico

Vicky dijo...

Hola, rclabe.
Bueno, esa podría ser una manera de definirlo. Yo diría que el kairos "envuelve", domina y sujeta al cronos.
Y ambos tiempos no se suceden en una línea contínua ni tampoco paralela, sino más bien separada, en donde el kairos dictamina cómo se sucederá el cronos.
Dios es dueño, rey y Señor sobre tiempo, materia y espacio. Y siendo que él reina sobre el tiempo, tiene en su poder y también bajo su dominio no solo el cronos, sino también el kairos:
"Mas, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día."
(2 Pedro 3:8)
La Biblia nos enseña el señorío de Dios sobre el tiempo en múltiples formas. Para muestra, un botón:
"Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso."
"Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último."
(Apocalipsis 1:8; 22:13)
Y dado que Dios no está sujeto al tiempo, tiene la potestad para servirse de éste y usarlo como le parezca:
"Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad..."
(Hechos 1:7)
Por eso, yo encomiendo a Dios mis tiempos, pues él tiene todo el poder sobre éste.
Muchas gracias por tu comentario y bienvenido seas siempre por aquí.
Saludos!

Publicar un comentario

¡NOS ENCANTARÍA CONOCER TUS COMENTARIOS!
-----------------------------------------------------------
Si no tienes perfil, usa la opción Nombre/URL, con tu nombre o pseudónimo (La URL es opcional).

Ultimos Tweets: