Hoy es - ¡Este es el día que hizo el Señor!

julio 03, 2012

LA BIBLIA PAUPERUM - la Biblia ilustrada de los pobres

Los "cómics" bíblicos de la antigüedad: 
(Click para ampliar)
Esto de "cómics bíblicos" no lo digo de manera irreverente ante las Sagradas Escrituras, sino con todo el respeto debido, simplemente a manera de comparación e ilustración del tema que voy a explicar en este artículo.
          A finales de la Edad Media se desarrolló, principalmente en Europa, un género de biblias ilustradas orientadas esencialmente (aunque no únicamente) a la clase pobre. Por eso se les llamó después las biblias de los pobres. Y dije lo de cómics porque, curiosamente, guardaban bastante parecido con los libritos de historietas de la actualidad, en cuanto a su formato se refiere.
          En realidad, eran una especie de folletos o panfletos ligeros en los cuales el foco principal de atención eran las imágenes, teniendo poco texto y en ciertos casos, ningún texto.
          Así, se representaban visualmente los pasajes bíblicos mediante ilustraciones o dibujos miniaturas (algunas veces, en serie o secuencia), en los cuales aparecían los personajes principales de la historia que se pretendía narrar. El texto se reducía a breves y concisas anotaciones (al pie del dibujo y arriba de éste) que le dieran luces al lector acerca de la trama en cuestión. En algunos casos hasta se dibujaba una especie de rollo de pergamino que salía de la boca de los personajes hablantes, similar a los globos, nubes o bocadiillos de texto que se utilizan en las historietas o comics de hoy.
1. Cómo surgieron las biblias pauperum:
          El término "biblia pauperum" proviene del latín y es traducido como "biblia de los pobres". En nuestro idioma, la palabra "paupérrimo" (muy pobre) proviene de la misma raíz, "pauperum". Originalmente no se les llamó así a estas biblias, sino que el el término fue acuñado muchos siglos después. Algunos también las han llamado "biblias picta", es decir, biblias dibujadas (de la raíz "picta", referente al dibujo o pintura).
Durante la Edad Media los aldeanos no tenían
mucha oportunidad para aprender a leer y escribir.
          El surgimiento y difusión de este género de biblias ilustradas se debió, entre otras cosas, a que durante esa época (la Edad Media) saber leer era un privilegio que no todos tenían.
          Una educación institucional como tal, que fuese accesible al pueblo o plebe era prácticamente nula. Más bien la realeza, las clases adineradas, los cortesanos, los clérigos y otras personas relacionadas a esos círculos eran los que tenían la oportunidad de recibir una instrucción formal en la lectura, así como en las ciencias, artes, historia y demás temas de estudio.
          Por otro lado, las biblias formales de esa época estaban escritas en latín, idioma que era del dominio de los eclesiásticos, pero no así del vulgo en general. En cambio, el poco texto que tenían las bliblias pauperum estaba escrito en lengua vernacular; es decir, el lenguaje común del vulgoDe esta forma, las biblias pauperum sí podían llegar a los estratos inferiores de la sociedad. Aún así, había algunos ejemplares cuyo texto se escribía en latín. Pero tratándose de que eran muy pocas las palabras, su lectura no representaba grande complicación.
          Además de lo anterior, este formato de biblias pauperum era mucho más económico y accesible que elaborar una biblia completa (impresa mediante tablillas), o que las biblias manuscritas (las cuales eran copiadas a mano, una por una, lo que era costoso y trabajoso).
          Así, quienes no sabían leer ni tampoco tenían posibilidades de adquirir una biblia convencional de ese entonces, tenían en las biblias pauperum una oportunidad para aprender y conocer los relatos bíblicos a través de las imágenes.

2. Cómo se elaboraban las biblias pauperum:
         Las primeras biblias pauperum se elaboraron bajo el sistema de xilografía (una antecesora de la posterior imprenta de Gutenberg). La xilografía es considerada una de las más antiguas técnicas de grabado y su nombre procede de la raíz griega "xylon", que significa madera. Así, la xilografía es básicamente el arte del grabado en madera.
          La impresión en papel mediante xilografía consistía en utilizar placas talladas en madera que servían de molde o plantilla para la producción en serie de páginas pintadas.
          Se tallaba en bajo relieve las partes que no se querían imprimir, dejando en alto relieve las partes que sí se imprimirían (más o menos como los actuales sellos metálicos para documentos). Luego se impregnaba la tabllilla en una tinta (por lo general, a base de aceite) y se colocaba sobre ella la hoja de papel. Se ejercía presión sobre el papel o se frotaba contra la tabla tallada, traspasando así el dibujo o texto a la hoja. Luego ésta se levantaba cuidadosamente y se ponía a secar.
          Solo se imprimía un lado o cara del papel, y las páginas se iban pegando entre sí, reverso con reverso, para ir formando el folleto o libro, según fuese el caso.
          Al principio todas las ilustraciones y texto de las biblias pauperum eran solo en color negro. Después se elaboraron algunos ejemplares que, luego de ser hechos en "blanco y negro", eran coloreados y retocados a mano.
Los primeros colores utilizados en las biblias pauperum
fueron rojo minio, azul turquesa y negro.
(click para ampliar)
          Con el correr del tiempo fue surgiendo la técnica de xilografía tonal o multicolor, para la cual se elaboraba una plancha o plantilla distinta para cada color por separado (un principio similar al de las primeras serigrafías modernas), y se iba imprimiendo en el papel solo un color a la vez, dejándolo secar antes de plasmar el siguiente color. En realidad, se utilizaban al principio en las biblias pauperum solo tres colores: el rojo minio, el azul turquesa y, por supuesto, el negro. Después se fueron incluyendo más colores.
          El sistema de xilografía era más práctico para reproducir imágenes que para reproducir tipografías (texto), por lo que las primeras producciones xilográficas fueron precisamente más pictóricas que textuales; y entre ellas, estuvieron las biblias pauperum.
          El proceso de producción mediante xilografía, aunque era más rápido que los métodos que le antecedieron, aún seguía siendo trabajoso y muy laborioso. Por ello, solo era factible y rentable en libros muy cortos y de gran demanda. Así, a finales de la Edad Media el método xilográfico se empleó para producir algunos libros de fábulas, barajas y otros juegos.
          Ya que la biblia era un libro muy solicitado, fue uno de los primeros en ser producido bajo este sistema. Pero debido a su gran extensión, no era rentable para el método xilográfico. Así que en ese entonces "se las ingeniaron", reduciendo la biblia a simples pasajes escogidos y significativos que podían ser representados pictóricamente. Podría decirse que se apoyaron en el principio de que "una imagen habla más que mil palabras".

3. El formato y patrón teológico de las biblias pauperum:
          Ilustrar estas biblias no se trataba simplemente de tomar un pasaje bíblico cualquiera para representarlo mediante dibujos. Las biblias pauperum se ceñían a un patrón bien estructurado. El formato que se adoptó de manera generalizada se asemejaba a una especie de tríptico (parecido a los panfletos actuales, doblados en tres partes), en los cuales se escenificaban tres historias de manera paralela, pero separadamente; estableciendo, la mayoría de las veces, cierto paralelismo teológico entre el Antiguo y el Nuevo Testamento.
          Es decir, como historia central se representaban (en casi todos los casos) pasajes de los evangelios; esencialmente, de la vida de Jesús. A ambos lados de esta historia principal se plasmaban pasajes del Antiguo Testamento o también del Nuevo Testamento que, preferiblemente, tuviesen relación en cuanto al tema, o que guardaran cierto paralelo figurativo ya tradicionalmente aceptado.
          Por ejemplo, en cuanto a historias que guardaran relación, podemos tomar los dos trípticos que aparecen más abajo. En ambos se representa, al centro, la resurrección de Lázaro por el Señor Jesús (Juan 11:38-44); a la izquierda, la resurrección del hijo de la sunamita, por el profeta Eliseo (2 Reyes 4:32-37); y a la derecha, la resurrección de Dorcas, por el apóstol Pedro (Hechos 9:36-43). En ese caso, el tema del tríptico era la resurrección.
Resurrección del hijo de la sunamita, de Lázaro y de Dorcas.
(click para ampliar)
Resurrección del hijo de la sunamita, de Lázaro y de Dorcas.
(Click para ampliar)
          Otro ejemplo (en la figura de abajo) es el tema del paralelismo entre el pan sagrado (el del tabernáculo), el pan de vida (que es Cristo) y el maná o pan del cielo (que también representa a Cristo - Juan 6:31-35). En ese tríptico aparece al centro Jesús en la última cena, partiendo el pan con sus discípulos (1 Corintios 11:23-26. En la figura de al lado se muestra al sacerdote Ahimelec dándole de comer a David y sus hombres del pan sagrado (1 Samuel 21:2-6). Y al otro lado están los israelitas recogiendo el maná o pan del cielo enviado por Dios en el desierto Éxodo 16:14-18).
Concepto del pan de vida:
David y Ahimelec - Jesús con sus  discípulos - El maná en el desierto.
(Click para ampliar)
          Este es otro ejemplo (en la imagen de abajo) en el cual el tema central es el reinado de Cristo. En este caso se representa, al centro, cuando los magos de oriente le trajeron presentes al niño Jesús, reconociéndole como Rey (Mateo 2:1-12). A la izquierda, aparece el rey David en su trono, quien fue el rey más amado en la historia de Israel y de cuya descendencia vendría el Mesías (Jeremías 33:14-17). Y a la derecha, aparece Salomón recibiendo la investidura del reino de manos de David, su padre (1 Crónicas 29:20-25). 
Concepto del reinado:
Salomón y la reina de Saba - Los magos ante el niño Jesús - Ester y el rey Asuero.
(Click para ampliar)
          Otro ejemplo que podemos mencionar es el del siguiente ejemplar, en el cual el tema y concepto unitario es la tentación. Aparece al centro la escena en que el diablo tienta al Señor Jesús (Lucas 4:1-13). A la izquierda aparece Jacob, ofreciendo a su hermano Esaú un plato de lentejas, para que le venda su primogenitura (Génesis 25:27-34). Y a la derecha está la escena de la serpiente antigua, tentando a Eva en el huerto del Edén (Génesis 3:1-24).
Tentaciones que vivieron Esaú, el Señor Jesús y Eva.
(click para ampliar)

          En cuanto al paralelismo y simbologías bíblicas, se tomaban temas como éstos para ser representados en los trípticos de las biblias pauperum:
  • El cordero de la Pascua judía era figura de Cristo, quien es el Cordero de Dios que fue ofrecido por todos nosotros (Juan 1:29; 1 Corintios 5:7).
  • Los tres días que pasó Jonás en el vientre del gran pez eran un paralelo del tiempo que Jesucristo pasaría en la tumba (Mateo 12:40).
  • Tal como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así Jesús sería levantado en la cruz (Juan 3:14-15
          Más o menos así se establecía el sistema de paralelismo que las biblias pauperum utilizaban para representar y enseñar los pasajes bíblicos mediante imágenes.
          Entre algunos de los personajes icónicos y los pasajes emblemáticos de las Escrituras que fueron representados en las biblias pauperum estaban:
  • La creación.
  • La tentación y pecado de Adán y Eva.
  • Abraham a punto de sacrificar a Isaac.
  • Esaú vendiendo su primogenitura a Jacob por un plato de lentejas.
  • El sueño de Jacob, con ángeles que bajaban y subían por una escalera.
  • Moisés y la zarza ardiendo.
  • El cruce de los israelitas por el Mar Rojo.
  • El becerro de oro que hicieron los isralitas en el desierto.
  • El maná o pan que Dios envió del cielo a los israelitas.
  • La serpiente de bronce que construyó Moisés, por orden de Dios.
  • El arca del pacto.
  • El cruce de los israelitas por el río Jordán.
  • Josué y los espías trayendo los frutos de la Tierra Prometida.
  • Gedeón y el pasaje del vellón.
  • Sansón, matando al león.
  • Sansón, llevándose las puertas de la ciudad de Gaza.
  • La muerte de Saúl.
  • David, matando a Goliat.
  • Salomón siendo investido como rey por su padre.
  • La reina de Saba trayendo presentes a Salomón.
  • Eliseo resucitando al hijo de la sunamita.
  • La coronación de Ester.
  • Daniel en el foso de los leones.
  • Jonás, siendo expulsado por el gran pez.
  • Pedro resucitando a Dorcas.
  • Muchos pasajes de la vida del Señor Jesucristo.  

4. Características de los dibujos de las biblias pauperum:
          Las imágenes o dibujos de las biblias ilustradas tenían el estilo característico de las pinturas medievales, en cuanto a la manera de representar los rasgos y la figura humana, los fondos y paisajes, y las estructuras o edificios.
          Al respecto, hay que tener en cuenta que en las biblias ilustradas los dibujos per sé eran bastante simples y burdos.
          No eran pinturas finamente elaboradas, en cuanto al arte de la plástica se refiere, ya que su objetivo no era deleitar la vista con una obra de arte (como en el caso de la exquisitez de los cuadros de los grandes maestros de la pintura del Renacimiento). La misión de los dibujos de las biblias pauperum era simplemente tratar de condensar y representar visualmente un pasaje bíblico de la manera más clara y simple posible, usando pocas o ninguna palabra. La calidad artística del dibujo en sí era relegada a un segundo plano.
          Además, hay que recordar que estos dibujos no eran pintados a mano directamente sobre el lienzo o papel, sino que solo había sido tallado en madera un molde o patrón que se plasmaba con tinta sobre el papel (de manera parecida a los sellos para documentos legales). Esto explica lo burdo de la mayoría de estos dibujos. Aún así, el artista tallador ponía especial cuidado en incluir todos los detalles posibles en el dibujo, aún cuando éstos no fuesen plasmados con toda la delicadeza y finura del caso.
Estos dibujos no siempre guardaban una correcta relación
de tamaño y proporción entre personas, objetos y demás.
(click para ampliar)
          Las personas en estos dibujos no siempre guardaban la correcta relación de tamaño y proporción, aún apareciendo juntas la una de la otra. Los niños y bebés no mostraban los rasgos típicos de la proporción natural del cuerpo de un infante, sino que eran representados con las mismas proporciones del cuerpo de un adulto, solo que a pequeña escala.
          En muchas ocasiones los objetos no guardaban relación de proporción con su entorno y con las personas a su alrededor. Salvo en algunos casos, no se utilizaba regularmente la propiedad de perspectiva ni sombreado en estos dibujos.
          Cabe anotar que algunas cuantas ilustraciones tenían cierto parecido con escenas de la usanza medieval, más que con los tiempos bíblicos, en lo que a la vestimenta y accesorios de algunos personajes se refiere, así como a la estructura de ciertas edificaciones.
Gedeón aparece vestido con una armadura a
la usanza medieval (en el recuadro derecho).
(click para ampliar)
          Por ejemplo, en el pasaje de Gedeón y el vellón (Jueces 6:36-40) se representa a éste vestido con un casco y armadura de faldón corto, más parecida a la usada en la época en que fue hecho el dibujo, que a la que usaban los israelitas en tiempos de los jueces. 
          En el tríptico del pasaje de Esaú vendiendo su primogenitura (según la imagen que ya vimos un poco más arriba) se muestra como escenario una típica vivienda de una aldea medieval europea, con sus ventanas, paredes y techos. Pero bien sabemos que Esaú, Jacob y su familia habitaban en tiendas nómadas.
          Pero bueno, aspectos como esos no deberían restarle peso a la historia bíblica en sí que se quiso representar.
          Esas discrepancias entre los dibujos y los relatos bíblicos se suscitaban debido a que las ilustraciones eran elaboradas por el artista bajo la mentalidad e idiosincracia propias de su época y nación, mas no ciñéndose a la cultura y costumbres de las tierras y tiempos bíblicos.
          Pese a todo los aspectos explicados, estas imágenes de las biblias pauperum tenían la particularidad de poder captar y plasmar, en dibujos relativamente simples, la esencia de escenas bíblicas complejas, de conceptos abstractos y de principios espirituales.
          Ahora bien, siendo la iglesia católica la imperante y dominante en ese entonces en prácticamente todos los ámbitos de la sociedad de muchos países europeos, las ilustraciones de ciertas escenas en las biblias pauperum mostraban añadiduras de algunos elementos emergidos de la tradición católica, los cuales no formaban parte de la narración bíblica en particular.
          Tampoco faltaba el clásico halo o aureola resplandeciente de santidad sobre la cabeza de las representaciones de Jesús, María, los apóstoles y demás personajes reconocidos popularmente como santos.
          Hoy por hoy aún se conservan algunos ejemplares de estas biblias pauperum a manos de museos, bibliotecas de renombre y coleccionistas. Esta es una muestra de varios ejemplares más de biblias pauperum:
(Hacer click para ampliar las imágenes y ver los detalles)
  
  
   
   
    
   
  


5. Moraleja de las biblias pauperum:
          Algunos no consideran las biblias pauperum como biblias propiamente dichas, en todo el sentido de la palabra. Incluso se puede pensar que un tosco dibujo, elaborado según la iniciativa y capricho de un artista profano no puede encerrar en sí todo el poder de la palabra escrita por hombres santos e inspirada por Dios mismo, revelada a través de la palabra de Dios. De hecho, por eso se les lama "Sagradas Escrituras", y no "Sagradas Pinturas".
          Aún así, las biblias pauperum jugaron un papel importante en el marco histórico, cultural y religioso de su época, aportando una manera práctica, sencilla y económica para la difusión de la biblia, haciéndola llegar a personas que de otra manera no hubiesen podido recibirla. 
          Actualmente no es muy distinto el asunto, ya que se publican biblias ilustradas, especialmente para los niños; se traducen biblias a miles de idiomas, lenguajes y dialectos; se publican biblias en braile, para los no videntes; se distribuyen biblias en formato de audio para todo uso; hay biblias en video y en diversos recursos multimedia; biblias para computadoras y para dispositivos portátiles, hay páginas web exclusivas de múltiples versiones bíblicas, etc.
          Es decir, lo importante es utilizar todos los medios a nuestra disposición (sean arcaicos o modernamente tecnológicos; convencionales o poco ortodoxos) para extender del alcance de la palabra de Dios y del mensaje del Evangelio. Claro está, conservando y respetando siempre la autenticidad y genuinidad de la palabra que Dios mismo reveló al hombre hace miles de años. Pero aún queda muchísimo por hacer al respecto.
"Y les dijo (Jesús): Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura."
Marcos 16:15
"Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin."
Mateo 24:14

Nos encantaría conocer tus comentarios...

2 Comentarios. ¿Dejas el tuyo? :

genuina bruja dijo...

Muchas gracias, Vicky, por compartir esta información

Vicky dijo...

Gracias a ti, por visitarnos.
Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

¡NOS ENCANTARÍA CONOCER TUS COMENTARIOS!
-----------------------------------------------------------
Si no tienes perfil, usa la opción Nombre/URL, con tu nombre o pseudónimo (La URL es opcional).

Ultimos Tweets: